Controlar y no obsesionarse por el Déficit Público

El ‘hippy’ Ben Bernanke
El presidente de la Reserva advierte que la obsesión con el déficit es un terrible error.
En primer lugar, señaló que la situación presupuestaria simplemente no era tan preocupante, incluso a medio plazo: “Está previsto que la deuda federal del sector público (incluida la de la Reserva Federal) se mantenga aproximadamente en el 75% del PIB a lo largo de gran parte de la década actual”.
Acto seguido sostuvo que, dada la situación de la economía, actualmente estamos gastando demasiado poco.
Finalmente, insinuó que la austeridad en una economía deprimida bien podría ser contraproducente incluso en términos puramente fiscales: “Además de tener efectos adversos para la creación de empleo y las rentas, una recuperación más lenta conduciría, en la práctica, a una menor reducción del déficit a corto plazo para cualquier serie dada de acciones fiscales”.
Anuncios

Los comentarios están cerrados.